noviembre 17, 2012

Proyecto 2013, la oportunidad

Si quieres lograr algo una buena manera de hacerlo es aprendiendo de aquellos que ya lo lograron. Sin temor a equivocarme el 99% de las personas buscamos una mejor calidad de vida y aunque es cierto que el dinero no lo es todo, es una herramienta importantísima para acceder a algunos beneficios que nos ofrece este hermoso mundo en esta increíble y pasajera aventura llamada vida. A pesar de que la felicidad no está basada en el dinero, la falta de este a menudo genera problemas que producen infelicidad.

He leído a algunos multimillonarios, he visto algunos de sus videos en donde transmiten algo de sus experiencias. He tenido también  la fortuna de conocer a algunos otros millonarios personalmente, de todas edades,con toda clase de orígenes, con historias de éxito sorprendentes a veces casi increíbles.
Después de muchas pláticas, mucha lectura, muchos videos, muchos audios, algunas experiencias y algo de aprendizaje he recopilado lo que considero los 15 puntos (más importantes) para ser millonario.

noviembre 08, 2012

El poder de un sueño y un motivo

Sabes algo, MAÑANA ES MI BODA!!!, (Y ESTOY FELIZ!!!), los sueños se hacen realidad, y ahora mi esposa y yo estamos viviendo uno, ya nos une el amor de pareja y el de dos hijos, pero estamos a punto de recibir la bendición de Dios..Ya te imaginarás lo ocupados que hemos estado mi esposa y yo, de hecho he tenido menos tiempo del que yo quisiera para escribir y compartir contigo, pero creo que vale muchísimo la pena compartir lo que a continuación viene. 

Me encanta conocer cosas nuevas todos los días, capacitarme, aprender, crecer, experimentar, y precisamente este gusto me llevó a encontrar un excelente video que te quiero compartir en este artículo.

noviembre 01, 2012

Consejo: Vive La Vida Que Quieres Recordar


En esta vida aprendemos de todos, especialmente de aquellas personas que han acumulado más experiencias que nosotros a través del tiempo. Te quiero platicar una historia: hace no mucho tiempo tuve una plática con Don Roberto, un señor de 64 años de edad, (en ese entonces) él iba una vez por semana a la empresa en donde yo trabajaba como coordinador de operaciones, se encargaba de lavar los vehículos de la compañía, llegaba 3 horas más tarde que yo, se iba a su casa media hora antes que yo y ganaba el mismo dinero que yo, en ocasiones hasta un poco más. Él gozaba de libertad, no era esclavo del reloj como yo lo era, mientras yo tenía que colocar mi dedo pulgar en un reloj checador al llegar antes de las 8:30 am y al salir no antes de las 6:00 pm.

Ambos compartíamos una característica en común, no podíamos dejar de trabajar, de lo contrario dejaríamos de percibir ingresos, pero él con una mayor libertad, característica que no compartíamos con el dueño de la compañía, mientras él estaba de vacaciones el resto nos encargábamos de seguir generando dinero para él, es decir, había creado un sistema que trabajaba para él.

Durante la plática que sostuvimos Don Roberto y yo me comentó lo siguiente: